Seguidores

miércoles, octubre 6

Nunca llegaré a entenderte

Me quitas la ropa y yo me dejo, aunque sé de sobra que tal vez mañana no me quieras ver más.
Todos me aconsejan que me retire de ti, yo también me lo recomiendo cuando me despierto por la noche llorando porque no estás, porque en el fondo nunca estuviste, porque cada vez estoy más seguro de que nunca estarás.
Pero no hago caso, no escucho a nadie, la única voz capaz de convencerme es la tuya. Esa voz que un día me llama, aunque al rato le estorbe. Nunca llegaré a entenderte y, quizás, por eso me gustas tanto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada